LLAME PARA UNA CONSULTA INICIAL GRATIS
McKinney, TX 972-535-6377
Huntington, WV304-522-0508
Se Habla Español

Colisiones Traseras

Las colisiones traseras acontecen cuando un vehículo sigue el otro de cerca y no se detiene o no retrasa cuando el delantero disminuye su propia velocidad, antes de tropezar con su parte trasera. Las colisiones traseras son el tipo más común de choque. Una de estas colisiones ocurre cada ocho segundos. Lo que significa que hay cerca de dos millones y medio de colisiones traseras cada año, según las estadísticas del National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA). Los ocupantes de ambos vehículos tienen la posibilidad de lastimarse en colisiones traseras. Aun cuando éstas generalmente ocurren a velocidades bajas, todavía pueden causar lesiones graves. Tanto los conductores como los pasajeros que se lastiman en un choque trasero necesitan hablar con un abogado especialista en accidentes de tránsito para proteger sus derechos de compensación por parte del conductor opuesto responsable por el accidente. En Underwood Law Offices, los abogados expertos en accidentes tienen muchos conocimientos en lo que se refiere a casos de choques traseros. Si has sufrido lesiones en este tipo de siniestro o si uno de tus seres queridos se ha lastimado, o ha fallecido a causa de una colisión trasera, ponte en contacto con nuestro despacho para asesorarte sobre la posibilidad de presentar una reclamación y recuperar por tus daños. Las Causas de los Accidentes por Colisiones Traseras El NHTSA indica que las Colisiones Traseras representan entre el 20 y el 30 por ciento de todos los accidentes de tránsito en los Estados Unidos. En casi todos los casos estos accidentes acontecen porque uno de los conductores no deja el espacio suficiente entre su coche y el del conductor que tiene en frente. Se espera que los conductores guarden una distancia prudente al seguir a otros, lo que se suele describir como una separación de dos a cuatro segundos. Esto significa que si el vehículo en frente sobrepasa un punto fijo, el que viene detrás no lo debería pasar antes de cuatro segundos. El dejar esa distancia entre los coches debería permitir suficiente tiempo al coche trasero de detenerse sin chocar, aun en caso de una frenada repentina. Una vez que los conductores en los vehículos siguientes tienen mejor control sobre la distancia que los separa, casi siempre se considera que son ellos los que tienen la culpa de un accidente de este tipo. El conductor en frente generalmente puede instituir una acción legal en contra de los que chocan con su coche y considerarlos responsables por el accidente. Sin embargo, hay algunas excepciones, bien estrechas contra esta regla. Este tipo de accidente ocurre por otras razones además de estar siguiendo de cerca(tailgating en inglés.) Veamos aquí algunos otros factores:
  • Dirigir distraídos:  El conductor que tiene los ojos y la mente ocupada por algo más que la carretera podría tener dificultad en responder a tiempo al ralentizar o detenerse el coche que está en su frente.
  • Exceso de velocidad: — El conductor que se dirige muy rápido necesita más tiempo y más espacio para detenerse y hay una probabilidad mayor de que choque con el vehículo en frente. Para que esto suceda no es necesario que el conductor exceda el límite legal de velocidad. Es suficiente que su velocidad sea excesiva para la seguridad en las condiciones de la carretera y del tránsito.
  • Frenos problemáticos Cuando fallan los frenos, es posible que el conductor no pueda detener o ralentizar lo suficiente para evitar el golpe contra el coche que tiene adelante. Hay varias razones que explican como puede acontecer, tales como negligencia en mantenimiento, errores en las reparaciones, y defectos en el diseño de los mismos frenos. Los camiones son particularmente susceptibles a los problemas de frenos porque los sistemas de frenos neumáticos exigen más ajustes y mantenimiento.
  • Mal tiempo Las carreteras resbalosas y la baja visibilidad que caracterizan el mal tiempo aumentan la posibilidad de una colisión trasera. Los conductores necesitan ralentizar y aumentar las distancias que los separan cuando la niebla, la nieve, el hielo, la lluvia, o el deslumbramiento impiden su visión y hay otras condiciones adversas.
  • Cambios súbitos de carril Cuando un conductor cambia de carril repentinamente, entrecortando o bloqueando a los otros, y se coloca en frente, el conductor detrás posiblemente no tiene el tiempo de reaccionar antes de golpear contra el coche que se le coloca enfrente.
  • Falta de señales Cuando el conductor en frente no señala antes de cambiar carril o de virar, y ralentiza o se detiene para girar, es posible que el conductor detrás no responda tan rápidamente como para evitar un choque. Si las luces de los frenos no funcionan, el conductor tampoco tendrá aviso en tiempo suficiente para reaccionar.
  • Frenada súbita Si el conductor del coche delantero frena de repente, especialmente en una área inesperada, o sin motivo aparente, es probable que el coche de atrás vaya a chocar con éste.

Acción Legal Después de una Colisión Trasera

Las colisiones traseras son causa frecuente de latigazos, lesiones de la columna, y fracturas. Este tipo de lesiones ocurre también en accidentes de baja velocidad. Para el recupero completo de tus daños después de una colisión trasera, es esencial que documentes completamente y cubras todas tus pérdidas, tus facturas médicas, y  tus daños. El conductor que causó el accidente debe compensarte por tus costes médicos, tu pérdida de ingresos, tus dolores y sufrimiento , el estrés mental y emocional y hasta la muerte prematura de tus seres queridos. Un abogado con experiencia en este tipo de accidente te ayudará a evitar los errores que te conseguirían, gracias a las tácticas  de las aseguradoras, menos de lo que tienes derecho. En Underwood Law Offices, los abogados especializados en choques traseros tienen mucha experiencia. Sabemos como ayudarte a preparar las pruebas y demostrar la falta de quien es culpable por el accidente. También sabemos como mostrar la gravedad de tus lesiones y daños. Llámanos para una cita con los expertos en lesiones personales y te mostraremos como podemos asistirte en tu recupero utilizando nuestros talentos y experiencia para tí y para tu familia. Nuestra oficina en McKinney, Texas, atiende a Dallas y Fort Worth, incluyendo Plano, Frisco, Allen y McKinney. Nuestra oficina en Huntington, West Virginia atiende a todo el estado de West Virginia. Para ambas oficinas, llame al 844.UNDERWOOD, nuestro número de teléfono gratis  (844.863.3796 ) o rellenando nuestro formulario en línea, para una consulta gratuita acerca de un arreglo justo. Usted no paga ningún cargo si no gana.
Podemos Ayudarte Con Tu Caso?

© 2020 Copyright by Underwood Law Offices. All rights reserved. Exención De Responsabilidad | Mapa Del Sitio | Politica de Privacidad

searchtwittergoogle-pluslinkedinfacebook-official